(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

P12. D. SHOSTAKOVICH
e I. STRAVINSKY

viernes, 08 mayo, 20.30 h.
sábado, 09 mayo, 20.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
16 septiembre A 24€  B 18€  C 13€  D 9€ Aplicables descuentos habituales

                                                                                          INFORMACIÓN ABONOS

Director
DANIEL KLAJNER

Sinfonía nº 1 en fa menor, Op.10, D. Shostakovich
Petrushka (versión 1947), I. Stravinsky

 

Siendo aun alumno del Conservatorio de Petrogrado, Dimitri Shostakovich terminó en 1925 un trabajo orquestal para graduarse en dicho centro que acabaría siendo su Sinfonía nº 1 en fa menor, Op.10, considerada como una de sus más logradas obras, si se tiene en cuenta que se produce en su época juvenil. Los consejos de su maestro Alexander Glazunov suscitaron dudas en el compositor sobre algunos pasajes de la sinfonía, pero finalmente mantuvo las ideas originales desoyendo tales indicaciones, reafirmándose en  motivos grotescos influenciados por la música de Miaskovski que habrían de marcar su obra posterior. Sensaciones de enigmático humor fluyen espontáneamente en el primer movimiento, estructurado en forma de sonata y escrito con una instrumentación suave que le da cierta levedad. El Allegro que le sigue es un scherzo impulsivo de inspiración popular en su trío, y en el que introduce el piano como un elemento más de la orquesta. La capacidad melódica de Shostakovich aparece en el tiempo Lento, dando lugar a la expresión de su personalidad dramática a través de un perceptible color sonoro. En el Finale se alternan el lirismo, lo grotesco y pasajes de intensa dinámica, reflejándose reminiscencias temáticas del anterior movimiento tratadas con un cuidado refinamiento, donde apunta ya la enorme dimensión de su categoría creativa. Tuvo un gran éxito desde su estreno el 12 de mayo de 1926 por la Orquesta Filarmónica de San Petersburgo bajo la dirección de Nikolai Malko, que llegó a valorarla diciendo que con ella se "volvía una nueva página de la historia de la música".
El carácter burlesco anima el ballet Petrushka de Igor Stravinsky, segundo de su gran trilogía dedicada a la danza, por la que este compositor ruso ha pasado a la historia de la música como uno de sus genios. Sin ser tan brutal y contundente como La consagración de la primavera, que vendría después, sus brillantes y nítidas texturas anuncian las líneas de identidad que habrían de caracterizar su voz como compositor, expresada aquí en el ajetreo de una feria y evocada en una serie de motivos mecánicos de singular originalidad. Tiene cuatro partes en las que se describe musicalmente la historia de un polichinela, una de las tres marionetas de un titiritero que actúa en la fiesta de carnaval, que está secretamente enamorado de su compañera la bailarina además de estar constantemente indignado por estar cautivo. El que el muñeco pueda expresar sentimientos condiciona la música hasta el punto de ser menos emocionante ésta cuando describe acciones de las personas que cuando lo hace de las marionetas, convirtiéndose en este caso en más fluida y expresiva. Fue estrenado en el Teatro Châtelet de París el 13 de junio de 1911 bajo la dirección musical de Pierre Monteux, coreografía de Michael Fokine y, de protagonista, el legendario bailarín Vaslav Nijinsky. Stravinsky revisó la obra a mitad de la década de los cuarenta, siendo esta versión orquestal la más interpretada.

www.orquestafilarmonicademalaga.com

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies