(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

P07. L.v. BEETHOVEN

viernes, 09 enero, 20.30 h.
sábado, 10 enero, 20.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
16 septiembre A 24€  B 18€  C 13€  D 9€ Aplicables descuentos habituales

                                                                                          INFORMACIÓN ABONOS

ORQUESTA CIUDAD DE GRANADA
Director-concertino
FRIEDEMANN BREUNINGER

Triple concierto para violín, violonchelo y piano en Do mayor, Op.56, L.v. Beethoven
FRIEDEMANN BREUNINGER violín
ARNAUD DUPONT violonchelo
JAVIER HERREROS piano
Sinfonía nº 8 en Fa mayor, Op.93, L.v. Beethoven
 

 

 

El  Triple concierto, Op.56 de Ludwig van Beethoven, considerado como una de sus obras menores, es un interesante ensayo estilístico que recuerda al concerto grosso barroco en el que los instrumentos de la orquesta se desgajan del conjunto en algún momento para dialogar con el resto de la formación instrumental. Éste derivó durante la última mitad del siglo XVIII en la forma “sinfonía concertante” con unos resultados excelentes tanto en Mozart como en Haydn. No comparable en unidad orgánica con las experiencias de estos maestros, esta obra ha tenido una desigual consideración por parte de músicos, intérpretes y crítica. El hecho de que fuera pensada para que interviniera al piano el Archiduque Rodolfo, que no pasaba de ser un mero diletante al teclado, hace que la preeminencia del violonchelo se muestre inmediata y se mantenga como su principal foco virtuosístico. La parte dedicada al violín también se presta a un mayor lucimiento del intérprete, desarrollando una misión de equilibrio dentro de la estructura de este concierto. Dedicado al príncipe Lobkowitz, fue estrenado por el autor en la Schuppanzigh Augartensaal de Viena el mes de mayo de 1808. En cuanto a sus intenciones, el musicólogo Giorgio Pestelli lo ha definido con estas palabras: “el triple es una obra fresca y juvenil, llena de ramalazos humorísticos tomados del tardío mundo dieciochesco”.
Beethoven compuso su Octava Sinfonía, Op.93 entre 1811 y 1812, escribiendo su núcleo principal en el verano de este último año mientras el compositor se encontraba en Bohemia tomando las aguas del balneario de la localidad de Teplitz. Considerada por algunos como "la pequeña Fa mayor" por sus reducidas dimensiones, contrasta con el juicio del autor que la denominó "Octava Gran Sinfonía" por la pureza de su forma. Su primer movimiento tiene una majestad manifiesta en su transición al segundo motivo y en la reexposición del tema inicial. El segundo es un divertimento que exquisito refinamiento rítmico en el que se manifiesta un elegante y candoroso dejarse llevar. De él llegó a decir Berlioz: "Sus notas caen del cielo en la imaginación del compositor". El minueto es un retorno a las esencias del clasicismo, con un precioso trío que hace las delicias del oyente. Se cierra la obra con un amplio y sólido rondó que transmite jovial humorismo evocando el estilo del mejor Haydn, queriendo reafirmar con la repetición del acorde de la tonalidad principal de Fa la definitiva prevalencia del optimismo que irradia toda la sinfonía. Se estreno tuvo lugar en la Redoutensaal de Viena el 27 de febrero de 1814 con una destemplada acogida de público y crítica. Fue el biógrafo de Beethoven Wilhelm von Lenz uno de los primeros en valorar el ingenio, la gracia y la libertad de pensamiento del compositor en su vuelta al clasicismo en esta sinfonía como el resultado de una madura decisión estilística.

www.orquestafilarmonicademalaga.com

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies