(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

PROGRAMA 12. G. MEYERBEER,
L.v. BEETHOVEN y H. BERLIOZ **SUSPENDIDO**

viernes, 02 mayo, 20.30 h.
sábado, 03 mayo, 20.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
02 septiembre A 21€  B 16€  C 12€  D 7€ Aplicables descuentos habituales

                                                                                                    INFORMACIÓN ABONOS

** SUSPENDIDO POR INDISPOSICIÓN DEL DIRECTOR INVITADO **
El importe de las entradas de abonados y generales vendidas por Internet y por teléfono se devolverá automáticamente en la cuenta con la que se hizo el pago. Las entradas adquiridas en taquilla podrán ser devueltas en ventanilla en los dos teatros municipales, Cervantes y Echegaray, hasta quince días después de las fechas de los conciertos programados.    

Director
SERGIO ALAPONT

Violín
RACHEL KOLLY D'ALBA

Les Huguenots (Obertura), G. Meyerbeer
Concierto para violín y orquesta en re menor, Op.61, L.v. Beethoven
Allegro ma non troppo | Larghetto | Rondo. Allegro
Sinfonía fantástica, Op.14, “Episodios de la vida de un artista”, H. Berlioz
Ensueños y pasiones. Largo. Allegro agitato e appasionato assai | Religiosamente
El baile. Vals: Allegro non troppo | Escena en el campo. Adagio
Marcha al suplicio. Allegretto non troppo
El sueño de una noche de sabbat. Larghetto. Allegro. Dies irae. Ronda del sabbat

“Me he esforzado, desde la infancia, en comprender el pensamiento de los mejores y de los más sabios de cada época. Debe avergonzarse el artista que no se sienta culpable por no llegar, al menos, hasta ahí”. Esfuerzo y trabajo, aunados con una elevada consideración de su compromiso, artístico y moral, guían la trayectoria de Ludwig van Beethoven. Su célebre Concierto de violín no es una excepción. Sigue la estela de los conciertos de Mozart y Viotti, y se deja aconsejar en cuestiones técnicas por el virtuoso violinista Franz Clement, quien lo estrenará en diciembre de 1806.
Sin embargo, es sin duda a Beethoven, ambicioso y seguro, a quien escuchamos. Sigue otorgando al solista el papel de primus inter pares, el primero entre iguales, pero amplía la duración de la obra y la exhibición virtuosística de aquél. El simple motivo rítmico que abre el Concierto es reinterpretado con inventiva y alcanza una entidad temática que no parecía presagiar. Beethoven juega también con las expectativas de los oyentes cuando retrasa el despliegue del material lírico a cargo del solista. El poder de seducción no decae en los siguientes movimientos.
“Mi vida es una novela que encuentro muy interesante”, sentenció en alguna ocasión Hector Berlioz. Cuando escribe su Sinfonía fantástica se proclama abiertamente como protagonista de ella. El sufrimiento por amor, en cierto modo imaginario, a una joven actriz, le conmociona con tal virulencia que le hace concebir sueños delirantes. Sólo puede expresarlos a través de la efervescencia de su música, sumamente individual. Entre el público que asistió atónito a su estreno, el 5 de diciembre de 1830, estaba Giacomo Meyerbeer que la aplaude con entusiasmo (lo mismo hará Berlioz en la première de Les huguenots seis años después; las vibrantes orquestaciones de ambos aún hoy nos admiran).
La Sinfonía fantástica desborda no sólo el umbral entre el arte y la vida sino también las categorías tradicionales de los géneros musicales. La sinfonía tiene ahora cinco movimientos y aunque se pueden ver aún los lineamientos formales del pasado, la poética se ha transformado. Parece querer demostrar que las palabras de su autor no eran vanas cuando decía: “La música hoy está en la fuerza de su juventud, emancipada, libre; hace lo que quiere. Nuevas necesidades del espíritu, del corazón y del sentido del oído imponen nuevos experimentos y, en algunos casos, la infracción de las antiguas leyes". No extraña saber que Berlioz reclamó para la música de Beethoven el poder visionario de haberle mostrado un nuevo mundo por explorar.

www.orquestafilarmonicademalaga.com

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies