(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

PROGRAMA 08. A. LIADOV,
D. SHOSTAKOVICH y
S. PROKOFIEV

viernes, 10 enero, 20.30 h.
sábado, 11 enero, 20.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
02 septiembre A 21€  B 16€  C 12€  D 7€ Aplicables descuentos habituales

                                                                                                    INFORMACIÓN ABONOS

Director
HOWARD GRIFFITHS

Piano ISAAY SHAER
Trompeta ÁNGEL SAN BARTOLOMÉ

Baba-Yaga
, op. 56, A. Liadov
Concierto para piano, trompeta y orquesta de cuerda en do menor, Op.35,
D. Shostakovich
Allegretto | Lento | Moderato | Allegro con brío
Romeo y Julieta (Selección), S. Prokofiev
Montescos y Capuletos | La joven Julieta | Hermano Lorenzo | Máscaras
Romeo y Julieta: escena del balcón | Muerte de Tibaldo

Baba-Yaga, la popular y temible bruja de los cuentos de hada rusos, vuela trepidante en la miniatura musical de Anatoli Liadov (1855-1914). Atesora la exuberancia orquestal y la perspicaz caracterización sonora de buena parte de la música rusa más reciente.
Uno de los jóvenes alumnos de Liadov en el aula de Composición del Conservatorio de San Petesburgo sabía que ése no sería su camino. Pero poco podía imaginar, ni él ni nadie, cuáles serían los designios de la música rusa en el siglo XX. En 1917 cuando estalla la Revolución Bolchevique, Sergei Prokofiev, que así se llamaba este compositor en ciernes, ha conseguido sus primeros triunfos rompiendo con la tradición. No quiere que la inestabilidad política cercene su carrera y sale del país, triunfando como pianista pero sin lograr el mismo aplauso para sus obras.
Empieza a pensar en el regreso y a escuchar las invitaciones que le llegan de la Unión Soviética. Su país ya no es el mismo que dejó: en estos años la evolución musical ha estado orientada, de una manera nueva, por los designios de las autoridades políticas. Mas, todavía en París, quiere dar a conocer una obra de un compatriota: el Concierto para piano, trompeta y orquesta de cuerda en do menor, op. 35 (1933) de Dmitri Shostakovich. Un músico prometedor que ha causado muy buena impresión con sus primeras composiciones. El ambiente aperturista de los primeros momentos postrevolucionarios le había permitido conocer bien las últimas tendencias europeas que reinterpreta con humor, casi con sorna, en ese Concierto atípico. Con el piano como solista principal y ocasionales intervenciones como tal de la trompeta, "éste no es un concierto como los de Tchaikovsky o Rachmaninov. [...] Es otra cosa", afirmaba Shostakovich.
Por entonces, recordemos, Prokofiev está dispuesto a regresar. Acepta entonces escribir un ballet con el argumento de Romeo y Julieta de Shakespeare para el Bolshoi. La inmensa partitura pareció demasiado moderna. Prokofiev ansioso por darla a conocer no espera al estreno y prepara dos suites, que no siguen el mismo orden de la trama. Encontramos en esta música al Prokofiev maduro con su amalgama de impulso rítmico imparable, humor, equilibrio entre la tradición e innovación, y sobre todo de lirismo.
No sospechaban ninguno de los dos, Prokofiev y Shostakovich, que poco, muy poco después, ya no les iba a estar permitido escribir su música con la misma despreocupación hacia los designios culturales del Partido. Los tiempos cambiarán definitivamente, y el proceso ya estaba en marcha irremediablemente, aunque ellos aun no lo supieran.

www.orquestafilarmonicademalaga.com

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies